2011 Crónicas Previas Concierto y Meet&Greet Fotos Fans Extras Ir al 2009

Concierto en Lima y Meet & Greet - 2011

Review del concierto en Lima y Meet & Greet
Por Elvis Walker

Dicen que los últimos seran los primeros y los primeros seran los últimos; tal vez deberían decir que los más guerreros se ganan con la primera fila.

Mi jefa Paola siempre me decía “comunicación , siempre tienes que estar comunicado”, y la verdad es así. Había posteado en el fb de postunder pidiéndoles los diseños de los polos oficiales, y llamado a la gente pa q me separe uno en el concierto; pero cuando llegué al concierto, no habían… me dio un coraje tremendo, y también desesperación por no conseguir lo que quería. Afuera vendían uno con un diseño que me había gustado y que vi a última hora ya dentro, pero no me dejaron salir o pasarle la voz a algún vendedor. Ya estaba hecho. Con un poco de desanimo, me fui a stand de discos y compre un par, más un poster de la gira.

No habremos esperado ni media hora cuando las luces se oscurecieron de repente… se escuchó una tenue voz no sabe de donde… y uno a uno fueron apareciendo, para aparecer al final de la nada Timo Kotipelto a entregarse junto con Matias, Lauri, Jens y Jorg, a sus fans que desde hacía dos años atrás los querían de regreso. Si bien la primera vez hubieron algunos líos de sonido – no lo puedo corroborar, por que no fui – esta vez el problema se había olvidado de la mente de todos, aunque no digo que tampoco los hubieron, ya que cantaban a voz en cuello Infernal Maze… , exorcizando sus demonios interiores y llegar más allá ,sonó Phoenix... lo que fue aun mejor, pero para desatar más aún la euforia de la gente, llegó un Kiss of Judas con un Kotipelto haciéndonos vivir con cada nota el propio recorrido de Stratovarius. Le lanzaron una bandera con la frase “Legions of Perú” lo cual fue uno de los mejores momentos de la noche. Todas las bandas tienen algo dentro de sí, que te hace tenerlas siempre en tu mente y iluminan nuestro maldito camino, aunque suene tonto. Cada banda tiene su propio estilo, eso lo sabemos, íconos en su sub genero, dar sus rasgos y compararlas sería algo muy complejo... Therion te puede llevar a un mundo pagano, desconocido, como también fascinante… Mago de Oz darte esa locura y alegría que te hace falta… Rhapsody of Fire encaminarte con valor hacia una gran aventura… Dream Theater, viajar a través del tiempo y tus pensamientos, y Stratovarius… te puede dar esas palabras que te hacen falta para expresar lo que sientes y decirte que hay mucho por delante, y a una velocidad sorprendente… lo cual fue firmemente expresado en la mayoría de sus canciones, pero para mí, más aún y un lujo haber escuchado en vivo tales como Paradise, Forever y Hunting High and Low… , pero hacía falta algo más aún, la gente sabia que su presentación se terminaba, la banda ya había salido pero nos negábamos contra todo a que se fueran, salió Kotipelto y nos hablo como lo había hecho durante el concierto… que esperábamos??? “azul , marron, blanco???” Noooooooo!!!!!!

Tal vez un poco previsible, pero Black Diamond fue lo mejor con que pudo terminar… con un Jens Johannson en una esquina con sus patitos de hule en los teclados, un Jorg iluminado por el entusiasmo de sus fans y unos Matias y Lauri rayándonos con sus cuerdas, al dar todo de sí, como debe ser, a un respetable que ya no sabía que hacer para que se quedaran por una canción más. Kotipelto se despidió, se reunieron y nos dejaron un concierto para la posteridad...





Para los que los vieron la primera vez, esta vez su fervor hacia la banda quedo puesto con un tatuaje con una S mayuscula, y para los que no, sentimos que nuestra deuda había sido cumplida.

Pero para algunos, algo que parecía un sueño imposible, recién estaba por comenzar…

Abrirse en medio de la muchedumbre no fue nada fácil para ninguno de los que andábamos en las tres zonas. Afortunadamente ya habíamos sido avisados de antemano y encontramos impaciente a la presidenta de Stratovarius Perú junto al stand de Postunder con algunos de los ganadores del m&g de todas las comunas de Lima; mientras algunos curiosos nos miraban de reojo; tratábamos de calmarnos unos a otros conversando sobre cualquier cosa y tomando algunas fotos (...). Los minutos iban pasando y los instrumentos de Helloween ya estaban listos y esperando la llegada de sus amos.






Las luces se apagaron de nuevo, para alegría de todos y terror nuestro. Helloween se hacía presente en la escena… con un potente riff de guitarras y batería, Andi Deris dio su aparición, con una canción de energía insospechada, para afirmar que Helloween seguía vigente para incredulidad del algunos y alegría de muchos.

Nosotros casi nos desbandamos al escuchar a Helloween, pero por el precio de un m&g con Stratovarius hicimos de tripas corazón… y con el dolor de nuestra alma, seguimos esperando un rato mas; pero para alivio de la gente y de Stratovarius Perú, que era la coordinadora del evento, un pelucón se acerco a ella de nada y pregunto si estábamos listos.

Tras cruzar la puerta ante la mirada atónita y curiosa de muchos afuera del teatro al ver una manchita salir del concierto, nos dirigimos a lo que sería para todos el encuentro de su vida. Ya estábamos detrás del escenario, escuchando a Helloween e impacientes a más no poder. En eso vemos una amplia mesa, con cajas de pizza y algunos refrescos… , será para nosotros??? xD y antes de que pudiéramos reaccionar, aparecieron por una puerta lateral mirando a una partida de nerviosísimos fans, que si hubieran podido se los hubiera llevado de recuerdo a su jato.

No encuentro las suficientes palabras para describir lo que sentimos en esos minutos, recuerdo que una vez, o mejor dicho varias veces leí-escuche decir, que lo más que nos salía en momentos así era apenas un par de palabras, y tienen toda la razón.

Nos acercamos a ellos en manada y lanzamos fotos por todos lados, y aunque pasen los años, sabremos qué ese momento habría de ser inmortal. El primero a quien me acerqué fue un Jorg muy campechano que hacía gestos a cada foto nuestra; a pesar que sabemos que su salud no pasa un buen momento, se mostro jovial a más no poder. Un jovencísimo Matias Kupiainen nos miraba con una toalla en el cuello y chela en mano, lo miré durante un segundo y me pregunte si no era de mi promo xD. A la izquierda podías encontrar a un maduro Jens Johansson, que todavía conservaba en su mirada los días de correterías junto a Yngwie Malmsteem y cía – y el cabello por supuesto ya no era hard-rockero xD - junto a Lauri Porra no se hacía paltas por en firmarnos tres autógrafos a cada uno… . Pero quien sin lugar a dudas llamaba más la atención fue Timo Kotipelto, por ser el vocalista, sin lugar a dudas, las flacas iban corriendo tras él, ya no sabiendo que hacer para arrancarle unas palabras “que Timo esto, que el otro” “que si eres casado” “quiero tener un hijo contigo” xD . Les juro por la Virgen de la Candelaria que si una vigilante coordinadora no hubiera estado allí, se lo levantaban en peso al pobre Kotipelto.








Ya era hora de regresar al concierto, en minutos que para muchos parecieron horas, Stratovarius Perú les entregó una placa recordatoria para la banda – faltaron chullos , pa la próxima será - y nos expresaron su deseo de volver a perumanta de nuevo. Con sus sonrisas de lo bien que la habían pasado, para nosotros eso era más que suficiente.





Es difícil encontrar las palabras con que se expresarían todos nuestros sentimientos el pasado viernes en el teatro Leguía. Como en todos los conciertos largamente esperados, seguramente la tembladera todavía recorre nuestro cuerpo, no creo que alguien pueda decir lo contrario, yo todavía sigo cantando “the King of 1000 thousand years”; y después de cada fatídico final para los fans que saben que ese momento glorioso terminará en algún momento; no importa si tiene que pasar por pogo, lentes rotos, gargantas destruidas y auxilio para tomar taxi a la jato; para sentir esa energía y cantar a vivo pulmón aquellas canciones que los hicieron sentir vivos y expresar todo lo que llevamos dentro, lo que sabemos, o no sabemos que lo sabemos; una vez más, Stratovarius y Helloween estuvieron en Lima; y para nosotros que los esperamos una segunda vez y los que nos lo perdimos la primera vez, así tengan que pasar mil años, los seguiremos esperando, siempre…



El review completo (la aventura de Elvis el día anterior en el aeropuerto y la crónica del concierto de Helloween) lo pueden encontrar en el foro Heavy Metal Perú.

También puede ver más fotos de los fans y el Meet & Greet en la sección Fans y en la comunidad de facebook Stratovarius Perú.